Top

Emiratos Árabes Unidos

¿Emiratos WHAT?

¿Cuáles son los Emiratos Árabes Unidos? La mayoría de personas a quienes hago esta pregunta me mira como si hablara de la teoría cuántica de campos del modelo de partículas. Solo algunos parecen tener una vaga noción, al menos, del número: son siete. Los demás se dividen en dos grandes grupos: los que creen que los Emiratos son una banda callejera hispanohablante, tipo Latin King, y los que conocen hasta su ubicación, pero solo son capaces de nombrar dos: Dubái y Abu Dabi. Algún verso suelto, como mi cuñado el del pueblo, para hacer notar que él ha ido a un colegio concertado, salpimenta el combo nombrando a Omán. Pero ene o. No. Los emiratos son siete, y ninguno Omán: los dos nombrados y, además, Ajman, Sharjah, Ras Al Khaimah, Umm Al Quwain y Fujairah. Los grandes desconocidos. Están en el este de la Península Arábiga, tienen frontera martítima con Catar al noroeste, con Arabia Saudita (por tierra y mar) al oeste y con el Sultanato de Omán al sureste.

Los EAU son una extensión natural del desierto del Rub al-Jali (literalmente, “cuadrante vacío”) de Arabia Saudita. Hasta hace siete décadas eran básicamente toneladas de arena intercaladas con oasis pero, gracias, Alá, en 1958 se descubrió que bajo esa tierra yerma se encontraban miles de millones de barriles de petróleo. Con el paso de los años la otrora seca región se ha transformado en un cofre de tesoros arquitectónicos y destino turístico de primer nivel: rascacielos, megaacuarios, islas artificiales, lujo, gigantoatracciones con agua y, Ahmed, sujétame el cubata, las pistas de nieve artificiales más grandes del mundo en medio de lo que fue un desierto. Los pescadores de perlas han devenido en ricos comerciantes, constructores y señores del petróleo.

El establecimiento de los Emiratos Árabes Unidos se anunció oficialmente el 2 de diciembre de 1971, inmediatamente después de la firma de un acuerdo entre los siete jeques del Estado de la Unión, a saber: Abu Dhabi, Dubái, Sharjah, Ajman, Umm Al Quwain, Ras Al Khaimah (que se unió a la Unión a principios de 1972) y Fujairah.

Todos los tópicos que manoseamos al hablar de los EAU, belleza singular blablablá, quedan, sin embargo, ensombrecidos por varios factores: En primer lugar, en estas petromonarquías no se respetan los derechos humanos básicos. Más bien, de algunos humanos (humanes si eres podemita, Humanes de Madrid si te van los chistes malos), especialmente las mujeres y los bangladeshíes e indios que llegan allí para trabajar en la construcción. Y luego está lo de la Sharía. Una ley que prohíbe, amén de cualquier crítica al régimen, demostraciones de afecto parejiles en público, castiga con latigazos y cárcel el sexo extramatrimonial (últimamente han anunciado que ya no), legitima la violencia doméstica (si implica que sea el marido quien discipline a la parienta), pena el consumo de alcohol sin una licencia especial y considera a las mujeres un cero a la izquierda. De lo de enseñar cacho en público ni hablamos.

Peeeero… quitando eso de los latigazos y los ahorcamientos por minucias, los emiratíes declaran su tolerancia a lo que venga de fuera, ya que en esta tierra, donde más del 90 % de sus habitantes son expatriados, conviven 200 nacionalidades de diferentes orígenes religiosos y culturales. También presumen, con razón, de biodiversidad única, caracterizada por la belleza de los desiertos, oasis, montañas, valles y llanuras, manglares, playas y gran variedad de plantas y animales, terrestres y marinos.

Qué ver en Emiratos

  • Abu Dabi alberga la sede del gobierno federal, destino de algunas de las principales compañías petroleras internacionales. Los hoteles más lujosos del mundo y las más modernas instalaciones deportivas están ahí. Abu Dabi, su mezquita y sus encantos merecen, sin duda, un post aparte.
  • El pequeño vecino Dubái es, por su parte, la capital comercial del país. Muchas empresas conocidas y rentables han abierto oficinas allí en los últimos años. La transformación de la zona del Golfo en un imán para turistas de alto nivel se lo debe todo a este emirato pitufo. Otro post al canto.
  • En cuanto a Sharjah, es conocida como la capital cultural del país y cuenta con una gran cantidad de museos y sitios patrimoniales. También tiene una bonita costa que alberga varios hoteles y resorts.
  • Ajman, que colinda con Sharjah, es el más pequeño en términos geográficos. P-E-R-E-Z-A.
  • Umm Al Quwain se encuentra entre Sharjah al oeste y Ras Al Khaimah al este, en la costa del Golfo Arábigo. No hay más preguntas, señoría.
  • Fujairah se diferencia del resto de los emiratos porque está rodeado de escarpadas montañas.

Qué hacer en Emiratos (añádase «el más grande del mundo» al final de cada oración)

  • Recorrer con la lengua fuera museos y galerías de arte: La mayoría están en Sharjah (capital cultural del mundo árabe en 1998), aunque Abu Dabi saca pecho con su Museo Louvre (una especie de sucursal del francés, con grandes obras -como el Salvator Mundi, de Leonardo da Vinci- y también gran polémica), en la Isla Saadiyat, donde hay previsión de inaugurar seis megaproyectos: el Museo Nacional Sheikh Zayed de Foster + Partners, el Museo de Arte Moderno, el Guggenheim Abu Dhabi que construirá Frank Gehry el Museo Marítimo Tadao Ando.
  • Darle una oportunidad al vértigo en rascacielos como Burj Al Arab, Emirates Towers o Burj Khalifa.
  • Dejarse un dineral en los parques temáticos como el IMG Worlds of Adventure, Legoland o Bollywood, en Dubái, o el Ferrari World, en Abu Dabi.
  • Aprovechar las rebajas del Dubai Mall para presumir de logos bien grandes. En su defecto, darse un garbeo por el barrio chino, donde venden buenas imitaciones de tapadillo.
  • Hacerse un Indiana Jones en sitios arqueológicos como el de Umm al-Nar, que contiene más de cincuenta tumbas de formas circulares y algunas herramientas de cerámica y cobre. O el área agrícola de Al Qattara, que tiene dos edificios rectangulares con estatuas de oro, vasijas de cerámica, piedra, cobre y hueso. Mleiha, cerca de Sharjah, es también una zona cultureta y destino ineludible para los amantes de la historia, las tumbas, las excavaciones y las antigüedades.
  • Para los apasionados de los deportes náuticos y de las playas con encanto, Fujairah es la elección perfecta.
  • Brincar con (o sin) ritmo hacia alguno de los numerosos festivales emiratíes, como Festival de Música Clásica de Abu Dhabi (en mayo), el Festival de las luces de Sharjah (febrero) o el Festival Ras Al Khaimah para camellos árabes de pura raza, que incluye carreras de estos dentudos rumiantes.
  • Salirse de los itinerarios típicos y visitar el pueblo fantasma de Al Madam, en la frontera con Omán.

[/vc_column_inner][/vc_row_inner]

Información práctica no solicitada

Cuándo viajar – Si eres de los que gustan de meninges derretidas y ama las lipotimias por golpe de calor, el verano es tu elección. En cambio, si quieres disfrutar más allá del agua del mar caliente, aprovecha las vacaciones de Navidad o Semana Santa para viajar a EAU.

Cómo llegar – Es posible llegar al país en autobuses operados por transportistas nacionales o en automóvil desde países vecinos como el Sultanato de Omán y Arabia Saudita. Los Emiratos tienen una red de excelentes carreteras, lo que los convierte en un destino único para explorar en coche.  Será necesaria una licencia internacional para conducir el vehículo por el lado derecho de la carretera. La mayoría de las señales de tráfico están en árabe y en inglés. Nosotros alquilamos un coche y la conducción fue cómoda y segura. La llegada por mar también es una buena opción, ya que tanto Abu Dabi como Dubái son magníficas escalas en los principales destinos de cruceros. Los puertos del país brindan instalaciones modernas, rapidez en los procedimientos de entrada y salida y fácil transporte a las ciudades. Además, los pasajeros de cruceros reciben una visa de entrada múltiple, que les permite entrar y salir del país también a través de los aeropuertos. La opción aérea es cómoda y popular, ya que la mayoría de las aerolíneas internacionales operan vuelos hacia y desde los Emiratos Árabes Unidos. Por otra parte, hay cuatro líneas aéreas nacionales con una extensa red de vuelos domésticos, regionales e internacionales.

Gafapastum – Para ser honestos, la única referencia literaria de los Emiratos que tenemos son los poemas que el emir de Dubái, Mohamed bin Rashid al-Maktoum, le dedicó en Instagram a su entonces huida esposa Haya de Jordania que, cito de memoria, decían algo así como “Traidora y arpía, ojos evasivos, en verso te digo, que yo te maldigo. Jodía”. Sin embargo, es sabido que la poesía ha sido en el Golfo Arábigo parte de la cultura desde los albores de la historia. El estilo y la forma de la poesía antigua han estado fuertemente influenciados por los eruditos árabes del siglo VIII.

EAU

Sugerencia de gasto diario – Como siempre, depende de cuántos agujeros tenga uno en el bolsillo para perder más o menos dirhams, pero, en general, los hoteles tienen una relación calidad-precio muy ventajosa, los transportes son baratos y se puede comer en numerosos sitios con un presupuesto mínimo.

Tips para ahorrar

La moneda oficial de EAU es el dírham emiratí (AED) y, haciendo la cuenta la vieja, nosotros calculamos que cuatro dírhams equivalen a un euro. Fluctuaciones go home.

1
Relajar esfínteres Hagamos un ejercicio de sinceridad: Si decides viajar a los Emiratos, probablemente no seas de los que miran el dinero con lupa, quizás pienses que la palabra ahorro es un nombre propio en jerga caló. Porque, aunque existen numerosas opciones de alojamiento y comida según necesidades y presupuestos, te vas a dejar los riñones en el viaje. Pero también disfrutarás de experiencias únicas.
2
Planifica el viaje con mucho tiempo Hoteles, aviones, barcos, coches... Todo es más barato, y la probabilidad de encontrar ofertas aumenta, reservando con, al menos, siete meses de antelación.
3
Elegir visitas y actividades GRATUITAS Playas, mezquitas, el museo de Dubái, la Casa de Camellos, películas en el <em>Manarat Al Saadiyat</em>, en la isla de <em>Saadiyat</em>, santuarios de vida silvestre, como la Reserva Ras Al Khor. En los centros comerciales, como el Dubai Mall y sus tiendas, se pueden disfrutar, además de numerosas atracciones para niños sin coste alguno. Una de las más espectaculares es el espectáculo de luces y agua que cada día se puede ver varias veces a los pies del Burj Kalifa
4
The entertainer Es un bono de descuentos, dos por uno y similares, en casi todas las cosas que cuestan dinero en ciudades como Dubái y Abu Dabi
5
Patear los barrios Los barrios poco turísticos, como los chinos o hindúes, o los históricos como el barrio de Al Fahidi o la calle Al Seef (en Dubái) o el Heritage Village (en Abu Dabi), son lugares donde disfrutar las vistas es gratis, y además se come (bien) y se compra (mejor) a precios que son un regalo.

Viajar con niños a Emiratos Árabes Unidos

No solo es un destino perfecto, cómodo, limpio, apetitoso y divertidísimo para los niños, sino que además está diseñado para que cualquiera pueda desempolvar la fantasía y sentirse allí como tal.

[mkdf_product_list info_position=»info-on-image» number_of_columns=»» space_between_items=»no» orderby=»date» order=»ASC» taxonomy_to_display=»category» image_size=»» number_of_posts=»4″ taxonomy_values=»books»]

Vestimenta y diversidad sexual: Sharía rules

De un emirato a otro, el cristal con que se mira (el cacho de carne al descubierto) cambia sustancialmente. Mientras que en los centros comerciales de Dubái uno puede toparse con más de un ombligo al aire sin que esto suponga una tragedia, la falta de recato en el vestir está mal vista en todas partes y, además, penada en la mayor parte del territorio emiratí.  

    Sorry, no posts matched your criteria.

En cuanto a la diversidad sexual, está terminantemente prohibido que los hombres se relacionen íntimamente con sus pares, so penas de cárcel y latigazos, si bien en Dubái existe una comunidad homosexual con sus propios locales semiclandestinos. El lesbianismo, mujer contra mujer, ni se lo plantean como posibilidad.

Restricciones relacionadas con el COVID’19 en EAU

(información actualizada en julio de 2022)

Dubái

  • Los viajeros que tengan una visa de residencia válida emitida por cualquier emirato que no sea Dubái deberán confirmar su entrada a los EAU en uaeentry.ica.gov.ae antes de reservar el vuelo.
  • Los no vacunados deben presentar resultados negativos de una prueba PCR de COVID-19 realizada dentro de las 48 horas previas al embarque.
  • Están exentos de los requisitos de prueba previa a la salida:
    • Viajeros que estén completamente vacunados o que se hayan recuperado de una infección por COVID-19 en el último mes.
    • Niños menores de 12 años.

Abu Dhabi

  • A su llegada a Abu Dabi, los viajeros recibirán un número de identificación unificado de inmigración del aeropuerto o a través de la aplicación ICA UAE Smart o el sitio web ica.gov.ae. Esto es necesario para completar el registro en la aplicación Alhosn. Los pasajeros que ingresen a Abu Dhabi (AUH) deben registrarse antes de la salida en este servicio de ICA . Recibirán un código QR que deberán presentar antes de la salida y al llegar. Este requisito no se aplica a los ciudadanos de los Emiratos Árabes Unidos y a los pasajeros en tránsito.
  • Los viajeros no vacunados deben presentar resultados negativos de una prueba PCR de COVID-19 realizada dentro de las 48 horas previas al embarque.
  • Los viajeros que estén completamente vacunados o que se hayan recuperado de una infección por COVID-19 en el último mes están exentos.
  • Los viajeros con discapacidades graves y los niños menores de 16 años están exentos.

Mapa: Wikimedia Commons

0

post a comment