Top
Cueva de los Verdes, Lanzarote

.

Bajo los campos del vasto Malpaís de la Corona, en el municipio de Haría, se esconden numerosos tubos volcánicos. A 50 metros bajo tierra, esta mañana recorrimos el más famoso de todos: La Cueva de los Verdes. En principio, lo único verde que vimos durante la caminata fueron unas hojas de platanera en la entrada. Al ser preguntado por el particular, el guía explicó que la cueva recibió su nombre de la familia Verde, pastores de cabras que la utilizaban para refugiarse allí con sus rebaños. Aaaa… migo.

Cueva de los Verdes

Cueva de los Verdes

También explicó (en inglés y en español, aunque en ninguno de los dos idiomas nos quedamos bien con la información) que se formó tras la actividad del volcán de la Corona hace unos cinco mil años. La lava escupida por la montaña tras la erupción se canalizó por un profundo barranco. La parte superior del gigantesco río incandescente, en contacto con el aire, se solidificó, mientras que por dentro la corriente de lava siguió fluyendo hacia el mar hasta que terminaron las erupciones, formando un tubo vacío.

Cueva de los Verdes

Niños a la fuga en la Cueva de los Verdes.

El intrincado sistema de túneles de estas cuevas, una de las maravillas ocultas más fascinantes de las profundidades de la isla de Lanzarote, fue guarida, en los siglos XVI y XVII, de los isleños que huían de los asaltos de piratas. Durante un feroz ataque en 1618 los lugareños se escondieron allí ¡dos meses! mientras los piratas los buscaban infructuosamente por toda la isla.

Artículos relacionados  Preparando maletas, listos, ya

El Cabildo de Lanzarote reconoció la importancia histórica de la Cueva de los Verdes en la década de 1960 y el artista conejero Jesús Soto acondicionó uno de sus tramos para que pudiera ser transitado (por turistas y noveleros). Se alteró mínimamente, solo la entrada y la salida, y se instaló iluminación ambiental para resaltar las texturas y los colores de la roca. Sus formas variopintas han adoptado formas que, para regocijo de todos, han sido bautizadas ad hoc: Pie del Guanche, La cabeza del monstruo, La cripta y El horno del diablo.

También se levantó un pequeño auditorio que alberga conciertos de música clásica durante todo el año y, dicen los entendidos, tiene una excelente acústica gracias al relieve abrupto y la porosidad de la cueva.

Recorrimos un trecho de un kilómetro, con sorpresa final, durante aproximadamente una hora. El túnel es angosto en algunos lugares y hay zonas en las que hay que caminar agachado, por lo que esta atracción no es apta para sillas de ruedas o cochecitos. La temperatura es constante (más bien calurosa).

Los habitantes de Lanzarote usaron su intrincado sistema de tubos para esconderse de los asaltos de piratas durante los siglos XVI y XVII

 

[/vc_column]

[/vc_row]

Niñómetro: «Aun que la explicacion era un rollo insufrible la cueba era mui bonita».

Comments:

  • Jimmy Roy

    agosto 15, 2022

    Gracias por toda esta información tan interesante. Se nota que se han documentado.

    reply...
  • Myra Hunt

    agosto 16, 2022

    Niñometro… HAHAHA…

    reply...
    • Loretta Shelton

      agosto 16, 2022

      Estupendo. Me gusta mucho este blog

      reply...

post a comment

Instagram